Redconciliar

CORPORACION PARA EL DESARROLLO LA RECONCILIACION Y LA REPARACION REDCONCILIAR

Desde hace más de una década La Corporación REDCONCILIAR está comprometida con el restablecimiento de los derechos de las víctimas y la reconstrucción del tejido social en el municipio de San Carlos, Antioquia, una zona que padeció la crudeza del conflicto armado y experimentó el éxodo de buena parte de sus pobladores.

La Corporación fue fundada de manera oficial en 2008, pero su activismo tiene hitos fundamentales como la participación en la audiencia celebrada el 24 de julio de 2007 en el Congreso de la República, donde las víctimas tuvieron la palabra y pudieron exponer sus testimonios sobre las experiencias vividas durante el conflicto, que derivó en la aprobación de la Ley 1448 de 2011, más conocida como “Ley de víctimas”, después de un largo proceso de 4 años. 

Su labor está dirigida a brindar asesoría y acompañamiento a las víctimas del conflicto armado en San Carlos para lograr la reparación integral y el restablecimiento de sus derechos. Además, desarrolla acciones de construcción de memoria colectiva que tiene incidencia política y social que ayudan a visibilizar lo sucedido en este municipio y trabajar en la No repetición. 

San Carlos está ubicado en el oriente antioqueño. Es famoso por sus embalses e hidroeléctricas, que le han generado múltiples conflictos ambientales y sociales, y porque experimentó uno de los episodios más duros de la guerra, por cuenta de las masacres, desapariciones forzadas, secuestros, y otros actos de violencia que tuvieron lugar allí, perpetrados principalmente por actores armados ilegales.

Entre todos los acontecimientos que causaron horror en esta población, el más recordado es el desplazamiento masivo de sus habitantes, comúnmente llamado éxodo, como consecuencia directa de las disputas por el control territorial entre las guerrillas del ELN y las FARC, los paramilitares del Bloque Metro, Bloque Cacique Nutibara y Bloque Héroes de Granada, y también por determinación de la fuerza Pública. “Entre 1985 y 2010, cerca de 20.000 personas —de las 25.840 que habitaban el municipio de San Carlos— abandonaron su lugar de origen, 30 de las 78 veredas con las que cuenta el municipio fueron abandonadas en su totalidad y más de 20 veredas  fueron de manera parcial.”[1]

Para favorecer la pacificación de este territorio y contribuir a sanar el dolor de los Sancarlitanos, la Corporación REDCONCILIAR ha apoyado iniciativas como la apertura del Centro de Acercamiento para la Reconciliación y la Reparación (CARE) donde antes funcionaba el Hotel Punchiná, instalación tomada como comando por los paramilitares durante la guerra, y que en el marco de los procesos de reconciliación nacional se convirtió en un escenario de paz y en una posibilidad para no olvidar. Este lugar le ha permitido a la organización pertenecer a la Red Latinoamericana de Sitios de Memoria.

[1]

Una de las fundadoras del CARE es Pastora Mira García, quien perdió a su padre, a su esposo, sobrino, hermano y a dos hijos durante el conflicto. Su testimonio de vida ha sido ejemplo de perdón para los victimarios, y su experiencia ha estimulado a muchas víctimas para que, como ella, tengan la capacidad de “nombrar lo innombrable y perdonar lo imperdonable.”[2] Según lo expone, el CARE es “un centro de atención y acompañamiento a las víctimas, para que nadie se sienta excluido, un centro también de consulta y documentación.”[3]

 

[1]Informe San Carlos. Memorias del éxodo en la guerra, del Centro Nacional de Memoria Histórica. Ver en:  http://www.centrodememoriahistorica.gov.co/fr/despojo-desplazamiento-y-resistencia/san-carlos-memorias-del-exodo-en-la-guerra

[2] Ver en: https://www.youtube.com/watch?v=MrxJKNny8qc

[3] Ver en: http://www.icip-perlapau.cat/numero34/entrevista/entrevista/es

Care

El Centro de Acercamiento para la Reconciliación y la Reparación (CARE)—, es una iniciativa que acompaña a las víctimas y promueve acciones en pro del bienestar físico y espiritual de la población de San Carlos. Nace en el año 2006, luego de que un grupo de mujeres del municipio participara en experiencias de atención, formación psicosocial y salud mental auspiciadas en el Oriente antioqueño por organizaciones como la Asociación de Mujeres del Oriente Antioqueño (AMOR), ConCiudadanía y Prodepaz.

El CARE tendría en la labor de las mujeres Promotoras de Vida y Salud Mental (Provísame), a su vez, la inspiración y la metodología para el trabajo con las víctimas. El centro surgió en un período en que la confrontación armada disminuyó y cuando las víctimas empezaban a hacerse visibles, algunas a reclamar sus derechos y otras a vencer el miedo impuesto por los actores armados. La meta fue entonces la de crear un centro con una estructura democrática y que se propusiera la recomposición del tejido social y la intervención en las condiciones de salud mental de la población, dimensión clave en lo concerniente a la reparación del daño psicológico y psicosocial.

En la actualidad la apuesta de la organización es ser guardianes de la memoria, porque al lograr haberla reconstruido o dado un espacio especial en el municipio, el reto es protegerla y construir una red de guardianes que se movilizan con el fin de invitar a sus habitantes y visitantes, a no olvidar a sus seres queridos.

la reconciliación es como el agua, apaga las inquietudes del alma y purifica el espíritu